No todo es seguir, también es aceptar

No todo es seguir, a veces debemos detenernos y mirar el camino que hemos recorrido.
A veces tomamos caminos largos , con flores, con piedras, con espinas... pero lo importante es, este camino me lleva a quién quiero ser mañana, vale el esfuerzo?

A veces tenemos caminos de flores y nos quedamos ahí, porque es lindo y nos da tranquilidad y que mejor que la tranquilidad, pero quizá es un camino feliz, pero un camino no llega a ningún sitio.

O veces tomaste un camino como un desafió porque todos te dijeron que no debías y estas sobre piedras,en un camino errado que a veces trae espinas.

No todo es seguir, también debemos aceptar cuando ese camino que elijemos no es el correcto por más que lo queramos, porque tarde o temprano nos daremos cuenta que solo atrasamos nuestro rumbo. No digo que sea malo, cada camino es una experiencia nueva y muchas veces buena.


No digo que sea fácil, ahora mismo aqui estoy poniendo en la balanza y pensando es en realidad este el camino que me sirve , me dará buenos frutos solo porque hay flores o quizá todo se marchite.


Suena ►